Sociedad

Preocupación en Chubut por una “Marea roja” que afecta a las costas de la Patagonia y puede ser mortal

marea-rojasa

La provincia de Chubut se encuentra desde hace meses en estado de alerta por la aparición de una "Marea Roja" en sus costas de la Patagonia, nombre con el que se denomina a la proliferación de algas microscópicas que viven suspendidas en el mar, con altas concentraciones celulares y que, en este caso, presenta toxinas paralizantes que pueden ser mortales para el ser humano.

Este fitoplancton es comúnmente consumido por los moluscos bivalvos que habitan en la zona, como mejillones, vieiras, cholgas, almejas y caracoles. Por esta razón, la Secretaría de Pesca local, a cargo de Adrián Awstin, prohibió la extracción de todas estas especies en las área de Puerto Lobos y el Golfo San Matías.

La medida fue oficializada a principios de noviembre y se tomó luego de que se detectaron valores de Toxina Paralizante de Moluscos (TPM) superiores a las 400 U.R, valores no aptos para el consumo humano de acuerdo al Código Alimentario Argentino (C.A.A).

La veda también rige para todas las zonas y playas del Golfo San José, mientras que la prohibición fue levantada en Caleta Córdova, Rada Tilly y Playa Belvedere, donde se comprobó que los niveles de estas algas microscópicas eran menores al límite permitido.

Esto puede ser mortal si no se atiende de forma inmediata, ya que la toxina que ataca los músculos, puede generar un paro cardio respiratorio. 

En tanto, según detalló la Secretará de Pesca, las vedas continuarán en el resto de las zonas establecidas hasta que lo determinen las autoridades del Plan Provincial de Prevención y Control de Marea Roja, que se encuentran desarrollando en conjunto con los Ministerios provinciales de Salud, Ambiente y Turismo.

El Gobierno informó que "se denomina 'Marea Roja' a las floraciones de algas microscópicas que viven suspendidas en el mar, caracterizadas por la escasa diversidad de especies y las excepcionalmente elevadas concentraciones celulares".

las autoridades aclararon que esta sustancia que puede ser mortal no necesariamente tiene que generar un cambio de color ni de olor en el alimento, ni tampoco se elimina a través de la cocción.