Sociedad

Ola de homicidios en Rosario: apuñalaron a una mujer y crece el número de muertos en lo que va del 2020

allanamientos-en-rosario-03052019-01-688003

 La ciudad santafesina de Rosario quedó envuelta en lo que va del 2020 en una ola de crímenes y homicidios sin precedentes. Hasta el momento, se calcula que unas 16 personas fallecieron en las dos primeras semanas de enero, en el marco de delitos ligados al narcotráfico, así como a homicidios en ocasión de robo y peleas entre familiares y vecinos. La última muerte registrada es la de una mujer de 26 años identificada como Yanina Beatriz Merlo, que fue atacada a puñaladas en la intersección de las calles Amuchástegui y Mendoza, en la zona oeste de Rosario, y llegó al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) ya sin vida. La víctima se encontraba en la vía pública cuando fue atacada a puñaladas. Resultó con dos heridas de arma blanca en el tórax y una en el abdomen por motivos que aún se investigan. Vecinos del lugar la encontraron gravemente herida y llamaron al 911. Fue trasladada de urgencia al Heca, donde falleció minutos después de haber llegado, según consignó el sitio La Capital. Dispararon desde la calle al casino de Rosario y mataron a un apostador La seguidilla criminal no para. La cifra máxima se vio entre el martes 8 y miércoles 9 de enero, cuando se registraron cinco muertes en tan solo 24 horas. Según detalló la Revista Noticias, uno de los que murió fue Matías Amaral, atacado por un grupo de personas que llegaron hasta donde se encontraba vestidos de policía. Dispararon con absoluto ensañamiento: el cuerpo presentaba más de 15 impactos. Por eso, el fantasma del narcotráfico sobrevuela en el caso. Momentos antes, una familia que estaba sentada en la vereda de su casa, en Alzugaray al 900 fue atacada por dos personas que llegaron en moto. El resultado fue la muerte de una joven de 22 y un hombre de 49. A Nelson Barreto, de 18 años, lo asesinaron de un disparo en la cabeza el mismo día, en el oeste de la ciudad, en lo que se presume fue un ajuste de cuentas. Otros de los casos fue el de Julio Gómez, de 50 años, a quien su hijo lo habría asesinado en medio de una disputa familiar, según investiga la policía. Horas después, a las 20:30, asesinaron a una mujer en la capital provincial. Paula Retagan, de 21 años, estaba en un domicilio del barrio Nueva Tablada que fue tiroteado por dos personas que pasaron en moto. Era el primero de los tres crímenes que sucederían en el lapso de 13 horas. Autorizan a la policía de Santa Fe a salir a la calle con el arma lista para tirar Néstor Cabrera recibió cuatro tiros a las 4 de la madrugada del jueves, en el barrio Nuevo Horizonte. Los vecinos que llamaron al 911 lo encontraron tirado en la vereda, sin saber quién podría haber disparado. Además, minutos antes de las 8, un joven de 25 años, cuya identidad no fue revelada, fue acribillado de cinco balazos en Villa Hipódromo. Uno de los últimos casos se dio este sábado 11 de enero cuando un hombre murió tras recibir un tiro en la cabeza mientras se encontraba en el sector para fumadores del casino de esa ciudad santafecina. El episodio se registró alrededor de las 23 en el centro de entretenimiento City Center, donde uno de los visitantes, un hombre de 64 años oriundo de localidad de Las Parejas, salió a fumar a uno de los espacios abiertos y en circunstancias que la policía se encuentra investigando recibió un disparo en la cabeza efectuado desde la calle aledaña. El ministro de Seguridad de la provincia, Marcelo Saín, se refirió a la escalada de violencia en la ciudad. Aseguró que "hay delitos que están casi esclarecidos" y agregó: "Hay otros vinculados a robos; hay femicidios; y hay algunos que se inscriben en el marco de conflictos entre grupos que disputan el control del territorio". En una polémica frase, concluyó: "Yo no tengo trece muertos, la sociedad santafesina tiene trece muertos", en relación a la cantidad de homicidios a un mes de haber iniciado su gestión. 

Fuente: Perfil.