Política

Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli se reunieron con Alberto Fernández

larreta

 Dejar la grieta de lado. Ese fue el propósito de la reunión que el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta (Cambiemos), mantuvo ayer con el presidente electo, Alberto Fernández (Frente de Todos), pese a formar parte de espacios políticos antagónicos. El encuentro se extendió por más de una hora y una de las conclusiones a las que ambos arribaron fue el retiro de las rejas ubicadas en la Plaza de Mayo, para proteger la Casa Rosada.

Pocas horas antes del anuncio de su gabinete, Fernández recibió a Larreta en sus oficinas de Puerto Madero, el mismo escenario en el que luego confirmó los nombres de sus ministros. La reunión fue calificada de "cordial y positiva".

Junto a Fernández, estuvieron presentes el futuro secretario general de la presidencia, Julio Vitobello; el presidente del bloque del Frente de Todos en la Legislatura porteña, Claudio Ferreño, y el dirigente del PJ en la ciudad Juan Manuel Olmos. A Larreta lo acompañó Diego Santilli, actual vicejefe de gobierno porteño.

"Hubo un muy buen clima de reunión. Fue calificada de muy buena y positiva", destacaron fuentes del entorno de Larreta, quienes además resaltaron que existió un "compromiso de trabajar en equipo y terminar con la grieta".

Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta se reunieron en las oficinas que el presidente electo tiene en Puerto Madero; los acompañaron el vicejefe porteño, Diego Santilli y el titular del bloque del Frente de Todos en la Legislatura, Claudio Ferreño

"Debemos encontrarnos en las diferencias. Está claro que Horacio no piensa igual que yo y está bien", continuó Fernández, a la vez que le agradeció a Rodríguez Larreta por la decisión de levantar el vallado de Casa Rosada.

Uno de los desafíos, en ese sentido, será hacerse cargo del traspaso de los servicios de energía eléctrica, que pasaron de la órbita del gobierno nacional a las administraciones de la provincia y la ciudad de Buenos Aires.