Así quedó Puan: "Caían granizos del tamaño de ciruelas"

1580916452221

 Paredones derrumbados, una vivienda sin techo y árboles y postes caídos fueron el saldo de la feroz tormenta de ayer en Puan que incluso hizo estallar los vidrios del Banco Nación.

El temporal de lluvia, viento y granizo que se desató ayer provocó destrozos en toda la ciudad y, esta mañana, inclusive, como consecuencia del mismo, algunos sectores continuaban sin suministro de energía eléctrica.

También se vieron ramas caídas y paredones derrumbados, canaletas de viviendas tapadas y hojas de los árboles hechas picadillos desparramadas en veredas y aceras de la ciudad.

Todo comenzó con una temperatura alta y sofocante.

Cerca de las 15.30 de la tarde el cielo se puso oscuro y se desató una tormenta eléctrica con lluvia, fuertes ráfagas de viento.

"Caían granizos del tamaño de una ciruela", comentó Irene Cortés, corresponsal de La Nueva. en Puan y quien suministró fotos y datos del temporal.

En menos de 20 minutos cayeron 40 milímetros.

Por dicho acontecimiento estuvo cortada la energía eléctrica por 9 horas y retornó después de la medianoche aunque esta mañana algunos sectores volvieron a sufrir los cortes.

La peor parte se la llevó una vivienda en calle Belgrano. Las chapas del techo volaron 300 metros y fueron a caer en veredas del barrio lindero San Cayetano.

Asimismo en otro sector un tanque de agua con sus caños fue desprendido totalmente y cayó en el patio de un vecino.

A pesar del gran temporal no hubo personas heridas aunque sí algunos automóviles averiados por los golpes de granizos-piedras.

El jefe de Bomberos de Puan, Walter Perez, comentó que tuvieron varias salidas para despejar las ramas de gran tamaño que obstruían la ruta interna que va de Puan a Azopardo y que no permitían el paso de los vehículos.

Agregó que le intendente Facundo Castelli iba a comunicarse con la compañía Telefónica para el arreglo de los postes torcidos que quedaron en muchos sectores de la ciudad y que presentan peligro para los habitantes de Puan.

También estallaron los vidrios del Banco Nación y se voló un sector del cielorraso de la estación de servicio Shell.