Deportes

La Academia ganó un clásico histórico

01-CLASICO9d3cd3b2

Racing Club, que jugó gran parte del partido con dos jugadores menos, se quedó ayer con el clásico de Avellaneda tras vencer a Independiente por 1-0 con un agónico gol del chileno Marcelo Díaz.
En una nueva edición del clásico de Avellaneda por la 19na fecha de la Superliga Argentina de Fútbol disputado en un Cilindro colmado, la «Academia» ganó un partido histórico con el gol del chileno Marcelo Díaz a los 40 minutos tras jugar más de un tiempo disminuido numéricamente por las expulsiones del arquero Gabriel Arias (39m. PT) y el defensor Leonardo Sigali (1m. ST).
El «rojo», que nunca le encontró la vuelta al partido y sufrió el primer golpe emocional del ciclo de Lucas Pusineri, también terminó con nueve por las expulsiones del paraguayo Cecilio Domínguez (44m. ST) y Lucas Romero (51m. ST).
El primer triunfo de la era Sebastián Beccacece en Racing será inolvidable para él y para todo el mundo «académico», ya que superó al rival de toda la vida de una manera soñada, en un clásico emocionante, caliente y lleno de polémicas.
La victoria, además del tinte heroico, fue merecida porque Racing fue superior cuando el partido se jugó en igualdad de condiciones y fue el equipo que más peligro generó en el arco contrario.
El chileno Díaz, referente del campeón vigente del fútbol argentino, quedó como la figura de partido por el gol, pero el equipo tuvo muchos puntos altos en el ingresado Javier García, quien tapó dos pelotas muy difíciles, en Iván Pillud y en Leonel Miranda.
Independiente fue la contracara porque desde el principio la postura del equipo de Lucas Pusineri fue acoplarse en su campo y apostar a un contraataque con la velocidad de los extremos, pero le costó mucho recuperar la pelota.
El «rojo» jugó más de un tiempo con dos jugadores más y nunca pudo imponer las condiciones a un rival diezmado en lo numérico pero superior en lo anímico y actitudinal.
Pusineri también quedó algo expuesto por los cambios que realizó en el segundo tiempo y luego de un buen arranque de ciclo ahora tendrá que recuperar anímicamente y también futbolísticamente a un equipo golpeado por una derrota insólita e inesperada.